escorts 2

Diferencias entre escorts y prostitutas

A menudo las escorts o damas de prostituta reclaman que no se olvide la gran diferencia que las distingue de las prostitutas. Si piensas en contratar sus servicios, es importante que tengas claro cuáles son los límites y las normas del juego de cada tipo de profesional, para evitar decepciones, malentendidos o exigencias fuera de lugar.

Qué es una prostituta

El oficio más antiguo del mundo no ha variado mucho a lo largo de los años en sus servicios y actividad, aunque sí lo ha hecho en la evolución de su consideración social. Básicamente, una prostituta es aquella mujer que ofrece servicios sexuales a cambio de una remuneración. Por lo general, cada servicio específico tendrá un precio estipulado que puede variar y hay que pactar y dejar claro antes de ejecutarse.

escorts

Las prostitutas trabajan de muy distintas formas y pueden encontrarse en ambientes diversos. hay rangos y niveles de lujo. Algunas desarrollan su actividad de forma independiente, mostrando su cuerpo en diferentes lugares donde dejarse ver y atraer a los posibles clientes. Otras prefieren la seguridad y mayor estabilidad que les proporciona trabajar para una agencia o burdel, a los que los clientes interesados pueden dirigirse directamente.

Qué es una escort

Por el contrario, una escort es una dama de compañía que ofrece sus servicios como acompañante en distintas situaciones, desde citas informales hasta eventos de categoría. Por lo general, el valor de su servicio se encuentra en su buena imagen, elegancia y saber estar. A menudo es una mujer con cultura y buena conversación. El sexo no está necesariamente requerido ni incluido en sus servicios, ni se insinúa a los hombres al ser presentada.

Al igual que las prostitutas, las damas de compañía también se pueden encontrar en agencias de escorts en Madrid especializadas, donde se ofrecen una amplio abanico de mujeres de diferentes tipos y perfiles. Los precios de sus servicios también variarán según su duración y tipología, ya que los honorarios no serán los mismos para una chica que vaya al cine y a cenar con un cliente que para la que lo acompañe a un evento de prestigio donde hay que invertir en el atuendo adecuado y hacer gala de una elegancia y saber estar menos frecuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *