sexo de reconciliacion

Cosas que no habías pensado sobre el sexo de reconciliación

¿Alguna vez has reñido con tu pareja y has disfrutado posteriormente del satisfactorio sexo de reconciliación? Es una de las modalidades más conocidas. Aunque el sexo después de una riña, y previo a la reconciliación también está muy bien considerado…

A veces, cuando una persona discute con su pareja, decide pasar el mal trago y citarse con escorts de lujo en Madrid con tal de asegurarse un buen rato. Aun así, el sexo de reconciliación es muy conocido porque se dice que es muy apasionado.

Ahí van puntos al respecto que es posible que no hayas considerado lo suficiente:

Puede convertirse en un hábito poco sano

Hay personas que se “enganchan” a este tipo de sexo, por lo que, de manera inconsciente, es posible que busques pelea con tu pareja solamente para poder disfrutar, de manera posterior al sexo de reconciliación. Así pues, por mucho que se disfrute, puede terminar siendo un gran problema.

El sexo de reconciliación no soluciona problemas

En el momento en el que la excitación y la pasión nos nubla los sentidos, alejaremos cualquier tipo de problemas de nuestra mente. Incluso, y especialmente, las riñas con nuestra pareja. Pero esto no va a hacer, ni mucho menos, que ninguno de los dos deje de estar enfadado o que se olvide de sus problemas una vez haya terminado vuestra pasional sesión de sexo salvaje y desenfrenado.

Son dos cosas totalmente independientes. En cuanto desaparezca la euforia del sexo, vuestro problema en común volverá a salir a la luz.

Otra manera de disfrutarlo

En lugar de considerar el sexo de reconciliación como algo previo a “la charla”, lo ideal es hablar sobre el problema en primer lugar. Si realmente quieres conservar esta relación de pareja, no esperes a que la otra persona dé el primer paso, a que se solucione mágicamente o a que el sexo vaya a apartar el problema de un manotazo. En su lugar, arriésgate, sé vulnerable, lánzate a hablar del tema con sinceridad y humildad. Intenta entender la otra postura y que entiendan la tuya. Y, una vez todo se haya hablado, entonces, sí: será el momento adecuado para disfrutar del sexo de reconciliación, sin miedo a lo que pueda pasar después.

Y si no hay solución… siempre te quedarán las escorts de lujo en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *