Diferentes tipos de Sexo que existen

Existen diferentes tipos de sexo que deberías probar al menos una vez la vida. Como todos sabemos el sexo es muy bueno para la salud, tanto física como mental, por lo que practicarlo a menudo será bueno para sentirnos bien y para mantener una buena relación de pareja.

No obstante, queremos darte a conocer otros tipos de sexo que seguramente hayas probado o quizás no y desees probarlo en el futuro.

  • El sexo de una noche

Es uno de los actos sexuales más interesantes y divertidas. Practicar seco son un desconocido tiene sus ventajas ya que siempre puedes pensar “si te he visto no me acuerdo”. Pero muy importante es que utilices siempre el preservativo para evitar cualquier sorpresa desagradable.

  • El sexo por amor

Es una de las maneras más bonitas y románticas de hacer sexo. ¿A quién no le gusta que lo acaricien y lo besen antes y después de realizar el acto? Los masajes y las caricias son lo más bonito que puede existir si se está enamorado. No se puede pedir nada más.

  • Sexo de prueba

El sexo de prueba es lo más común que hay hoy en día. Es el acto sexual que se hace antes de decidir si estar con una persona o no. El sexo es para muchos muy importante en la relación. Si todo va bien y nos sentimos satisfechos, decidiremos quedarnos con esa persona y si no, nos buscaremos a otra persona.

  • Sexo tras una discusión

Probablemente sea uno de los más apasionados que existen. Tras una horrible discusión de pareja, probablemente estemos un tiempo sin hacer el amor hasta que la cosa se calme. A veces, no hace falta decir nada, un buen polvo puede hacer que salten chispas y arreglarlo todo de golpe.

  • El sexo por infidelidad

Si llevas una mala racha con tu pareja, o ya no te pone como antes, a veces, conocemos a otra persona o nos vamos a un club de scorts en Barcelona a probar cosas nuevas o a desahogarnos. Puedes hacerlo o no, eso es decisión tuya. Eso sí, asumiendo más tarde las consecuencias si tu chico o chica se entera. Se trata de uno de los sexos más apasionales e intensos que existe.

Close up of the legs of a couple on the bed.
  • Sexo con más de una persona

Es una decisión que no todo el mundo se atreve a tomar. Practicar sexo con más de una persona es algo emocionante y divertido. Además, es una de las fantasías sexuales más comunes entre hombres y mujeres

¿Y tú, con cuál te quedas?

¿Sabes de verdad qué es el sexo duro?

Muchas personas dicen disfrutar de esta modalidad de sexo, cuando, en realidad, no saben de qué trata. Aunque, en su favor, podemos decir que no existe una definición exacta. De hecho, puedes ir a un local de profesionales, como el Escorts Barcelona, y es posible que, si pides este servicio, quieran saber más acerca de lo que quieres decir antes de ponerse manos a la obra. Por si acaso su sexo duro termina siendo demasiado para el cliente.

Por lo general, pensamos en sexo duro con nuestra imagen de las típicas películas hollywoodienses: mover la cama lo suficiente como para que el cabecero golpee contra la pared, usar unas esposas, algunas cachetadas, felaciones al estilo garganta profunda, pellizcar los pezones, masturbaciones intensas…

sexo duro

Como ves, puede tener algunas pinceladas de sexo sadomasoquista.

¿A todo el mundo le gusta el sexo duro?

El sexo es algo que a veces, simplemente, fluye. Por ello, hay veces en las que empiezas “al tema” sin la idea de que vaya a terminar en este tipo de sexo, pero una cosa lleva a la otra, vuestra pasión es desenfrenada y acabáis con un poco de sexo duro.

Con esto, lo que queremos decir es que es posible que aquellas personas que no se sientan cómodas con el BDSM puedan llegar a disfrutar del sexo duro de forma espontánea. Sin embargo, no debemos tratar de imponerlo, porque puede resultar muy frustrante para la otra persona y estaremos arruinando la experiencia.

Por lo tanto, no a todo el mundo le gusta el sexo duro. Igual que no a todo el mundo le gusta el sexo lento o pausado. Sin embargo, debemos dejar que nuestro ritmo nos lleve a disfrutarlo de una u otra manera, sin complejos.

Algunos consejos para disfrutarlo

Seguro que sabes qué le pone a cien a tu pareja o compañera/o sexual. Así que disponte a llevar a cabo algunas de esas prácticas. Puede ser algo tan simple como ponerte ropa interior sexy, ducharte justo antes de encontraros y ponerte una colonia que le guste, decorar la habitación de forma romántica…

¿Te ha quedado claro qué es el sexo duro? ¿Qué idea tienes tú al respecto? ¡Cuéntanoslo!

Los principales beneficios del sexo para nuestra salud

¿Sabías que el sexo no sólo es placentero, sino que aporta innumerables beneficios para nuestra salud?

 

Por ese motivo, incluso personas sin relaciones estables o que prefieren no buscar relaciones en apps de citas se benefician de ellos citándose con profesionales del sexo (si quieres saber más, pincha aquí).

 

Al fin y al cabo, el sexo es un tipo de ejercicio. Puede que se trata del más divertido que exista, pero es una manera de ejercitarte y mantenerte activo.

 

Lo principal de lo que te puedes beneficiar al practicar sexo, sensaciones y placeres aparte, es lo siguiente:

Mejora la inmunidad

Las personas que mantienen relaciones sexuales una o dos veces a la semana, tienen los niveles de inmunoglobina más altos, y esto supone la primera línea de defensa para nuestro cuerpo, ya que combate a los organismos invasores que intentan entrar.

 

Esto está relacionado con el hecho de que las personas sexualmente activas suelen mantener relaciones sexuales con más frecuencia.

Salud cardiaca

Mantenerse activo sexualmente también aporta un equilibrio entre los niveles de estrógenos y de testosterona. Y esto es muy bueno para la salud cardiaca.

Disminución de la presión arterial

Llegar al orgasmo tiene una sensación liberadora, pero no sólo relacionado con el placer, sino que también contribuye a una mejor respuesta al estrés y ayuda a reducir la presión arterial.

Funciona como analgésico

Las hormonas que libera la actividad sexual reducen el dolor. Pueden ayudarte a paliar el dolor de cabeza, de espalda, de piernas, etc. Incluso, el dolor menstrual y la artritis. También funciona contra migrañas.

Los beneficios del ejercicio

Como te decíamos, no deja de ser un ejercicio que puede mantenerte en forma. Y, como tal, mejora tu ritmo cardiaco a la vez que quema calorías y te ayuda a fortalecer tus músculos.

 

Éstos son sólo algunos de los principales beneficios que encontrarás en una práctica habitual del sexo. Por ello, es muy importante que los aproveches si tienes la ocasión de ser una persona activa sexualmente. Porque, además, no necesitarás a otra persona, ya que la masturbación es más que suficiente para conseguir estos beneficios.

El mejor momento para un masaje

Muchos responderán: ¡cualquier hora!, y lo cierto es que dónde esté un buen masaje… que se quite todo. Aún así, lo que es cierto es que hay momentos en los que tu cuerpo necesita o está más predispuesto a que le den un masaje.

 

Este momento dependerá sobre todo de tu estilo de vida y de tus horarios. Muchas veces por cuestiones de trabajo resulta difícil encontrar un hueco para cualquier cosa. La rutina a veces puede ser asfixiante y cuando queremos darnos cuenta, ya caemos rendidos en la cama.

Por ese mismo motivo, muchas personas prefieren un masaje las primeras horas de la mañana, para destensarse y empezar el día con energías renovadas.

Las contracturas son síntomas inequívocos de malas posiciones en el trabajo y sobrecargas innecesarias, si logramos deshacernos de ellas antes de empezar la jornada, el día será más fluido.

En contraposición existe personas que prefieren un buen masaje por la tarde/noche, una vez han finalizado su jornada y lo único que buscan es relajarse y no pensar en nada.

Si aún no sabes donde darte un buen masaje, https://www.massax.com/  te lo pone fácil! Es un buscador de masajes que localiza el centro idóneo para ti.

La planificación es importante, y si se concierta un masaje con antelación, también será más fácil evitar cualquier tipo de distracción durante ese tiempo y a su vez, también es aconsejable realizarse un masaje al menos una vez cada 4 meses, puesto que es el tiempo aproximado que en el que el cuerpo ya está lo suficientemente cargado para volver a necesitar un masaje.

Nosotros te recomendamos que planifiques tu masaje con antelación un día que preveas tranquilo, sin demasiadas tareas y con el suficiente tiempo para dedicarte a ti mismo. Un fin de semana por la mañana puede ser un buen momento para eso.

Otros juegos preliminares que te ayudarán en la cama

Para muchas personas, y especialmente, para muchos hombres, los juegos preliminares son algo costoso de llevar a cabo el tiempo suficiente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para muchísimas mujeres, son un proceso necesario para que el sexo sea todo un éxito.

Probablemente, incluso hayas encontrado a escorts de lujo en Barcelona que te hayan hecho gozar de los preliminares. Esto las ayuda en su trabajo, y también es algo que disfrutan en muchos casos.

Hoy, queremos hablarte de un tipo de preliminares diferente, para que no te canses de hacer siempre lo mismo y que os ayude a ambos a gozar de una temperatura más alta:

1. Revive tus mejores momentos
Dato de relación: los primeros días de tu romance tienden a ser los más calientes. Pero eso no significa que esa pasión deba desaparecer.

Para aprovechar tiempos pasados en una relación actual, podéis ir al lugar donde mantuvisteis relaciones por primera vez, poneros la misma ropa que llevabais al principio de vuestra relación, o de vuestro matrimonio -si es el caso-, ver juntos una película durante la cual surgieran unos tocamientos provocativos…

2. Comienza fuera de la cama
Otro sello distintivo de los primeros encuentros sexuales es que no tiene por qué iniciarse en el dormitorio. Así que vuelve a aquella vez en la que ocurrió de manera espontánea en la cocina, el garaje, el despacho, o en otros sitios donde no soléis tener encuentros íntimos.

Hacer algo inesperado hará que tu amante se sienta a cien. Además, hará que se mantenga siempre con atención e ilusión por si vuelve a ocurrir.

3. “Dirty talk”
Lo que vendría a ser “decir guarradas”. Puede parecer vulgar, pero hay muchas personas a las que esto excita muchísimo. Así que prueba, o pregunta si es algo que puedes hacer y que no va a crear incomodidad.

Si es algo que le gusta, te aseguramos que será muy efectivo.

4. Experimenta con la temperatura
El calor y el frío pueden agregar mucho a las sensaciones que ya estás sintiendo. Una forma de jugar con la temperatura es chupar cubitos de hielo y lamer las zonas erógenas de cada uno. O usar lubricante con efecto calor. Cualquiera de las tácticas, o las dos combinadas, pueden suponer un extra muy positivo.

Con estos tres consejos, seguro que consigues encender esa mecha que creías apagada hacía mucho tiempo.

Juguetes sexuales para disfrutar en pareja

Las nuevas tecnologías hace ya tiempo que han acaparado nuestras vidas y en la industria del sexo no se han quedado atrás. En estos últimos tiempos se ha innovado muchísimo y han aparecido juguetes de todo tipo, tanto para el placer individual como el placer en pareja.

Cada vez más, la gente entiende que los juguetes sexuales no tienen que ser su competencia a la hora de tener relaciones sino un aliado para dar más placer aún. En el caso de las mujeres parece que existen menos prejuicios a la hora de introducir esta novedad en su vida sexual, pero en el caso de los hombres hay más temor de no poder estar a la altura y ser sustituidos. Este temor, suele estar provocado por una falta de información.   

A continuación, podrás descubrir qué juguetes pueden hacer que tu vida sexual en pareja se vuelva mucho más emocionante y cómo podéis utilizarlo juntos.

Anillo vibrador para él y para ella

El anillo vibrador antiguamente solo era para hombres, ya que sólo estimulaba el pene, pero ahora la nueva moda es el anillo para parejas. Se trata de un anillo con un vibrador pequeño enganchado en la parte superior para que llegue al clítoris.

Vibrador a distancia

Un vibrador a distancia puede ser de lo más divertido… Imagínate una cena romántica con tu pareja y uno de los dos lleva introducido el vibrador en sus genitales y el otro está lleva consigo el mando. Cuando le apetezca podrá proporcionar placer a su antojo.

Vibrador sexo anal

Este vibrador puede ser genial para los dos, sobretodo para el hombre ya que es donde tiene el punto G. Utilizad lubricante de agua para que la penetración sea más suave e iros turnandos para poder disfrutar los dos.

Lubricantes

Existen todo tipos de lubricantes, pero hay una variedad en concreto que se utiliza para acelerar la excitación. Introduciros solo unas gotitas en los genitales y dejad que todo fluya… La sensación será muy diferente a lo que estáis acostumbrados.

Vibrador clitoriano

El vibrador clitoriano puede ser muy excitante para la mujer, pero a la vez también puede ser muy placentero para el hombre. Este vibrador esta hecho para que la mujer se lo introduzca debajo del clítoris durante la penetración, de esta manera el hombre también podrá sentir cómo vibra.

Si a parte de juguetes sexuales queréis añadir un poco de picante en vuestra vida sexual podéis entrar en www.massax.com y descubrir masajes eróticos para parejas… ¡Puede ser muy emocionante!

¿Pueden ser los condones demasiado pequeños?

Una nueva investigación ha descubierto que una de cada tres mujeres ha recibido la excusa de que el condón era «demasiado pequeño» para usar por parte de los hombres con los que han estado.

14

El condón es algo sumamente importante; incluso se exige su uso en casas de citas cuando te citas con escorts en Barcelona.

 

Un estudio muestra que los problemas relacionados con el hecho de que los condones no sean lo suficientemente grandes fueron mencionados por sólo el 4 por ciento de las personas, a pesar de un número tan alto de mujeres que afirman haber oído a hombres usar la excusa.

 

Los investigadores intentaron disipar esta falacia probando los condones con un compresor de aire, y descubrieron que se expandieron mucho más del tamaño medio del pene.

 

El estudio, realizado por la firma de ingeniería SGS Engineering, determinó que los condones medían aproximadamente 90 cm de largo por 30 cm de ancho cuando estaban completamente inflados.

Los investigadores, que hablaron con 1.000 británicos solteros para explorar las actitudes de las personas con respecto al uso del condón, descubrieron que sólo un tercio de las personas de 18 a 24 años sexualmente activas siempre usan condones, mientras que el 41 por ciento de las personas sexualmente activas en todos los rangos de edad lo hacen.

 

Alrededor del 70 por ciento de las personas dijeron que la razón para no usar un condón cada vez que tenían relaciones sexuales incluía usar otro método anticonceptivo, con las formas más populares que incluyen la píldora (24 por ciento), el método de retiro (13 por ciento) y la esterilización (10 por ciento).

 

Uno de cada diez dijo que no usaban condones porque «huelen raro». Alrededor del 20 por ciento dijo que no usaban condones porque se sentían incómodos y el 16 por ciento dijo que reducen la sensación o el placer, mientras que el 8 por ciento dijo que se enredaron en el momento y se olvidaron.

 

Lo cierto es que el condón es muy importante para prevenir la transmisión de ETS y evitar embarazos no deseados, así que no debería tratarse de algo opcional por excusas tan malas como la de asegurar que son demasiado pequeños para el tamaño del pene.

¿Qué es el sexo normal?

Todo el mundo quiere saberlo. Buscamos en la web, miramos pornografía, leemos libros de autoayuda y escuchamos podcasts. Si somos atrevidos, le preguntamos a nuestro mejor amigo.

Casi todos quieren saber cómo es el sexo para otras personas. O, para decirlo de otra manera, ¿qué es sexualmente «normal»? ¿Con qué frecuencia, cuántos minutos, cuántos orgasmos, cuántas parejas, cuántos, dónde, cuándo? ¿Y cómo? Incluso, las profesionales de locales como Felina Valencia suelen recibir cantidad de preguntar acerca de otros clientes.

¿Por qué? Porque la gente inevitablemente usa la información de maneras terriblemente inútiles. Tanto los hombres como las mujeres quieren compararse con los demás y juzgarse a sí mismos: «Soy / somos como otras personas, por lo que estoy / estamos bien». Y si no es así, “no soy normal”.

Errores. Si una vida sexual funciona, está bien. Si no lo hace, no. Lo que otros hacen es irrelevante. Y lo que es «normal» es aquello que te funciona a ti, de manera particular.

Después de cinco o seis meses juntas, dos personas siempre conocen sus preferencias en cuanto a comida, música, películas, estilo de conducir… Pero no siempre en el sexo. Muchas personas dudan en decir cosas tales como «Me gusta llegar al clímax desde el sexo oral más que desde el coito», “más suave”, “más duro”, o dudan en preguntar algo tan sencillo como: “¿te gusta así?”.

Imagina tener que cocinar para alguien sin saber si es celíaco, vegano, si tiene alergia a los frutos secos… ¡Pues esto es lo mismo! Es muy importante saber qué le gusta a la otra persona, así como qué necesidades tiene. Y si le gusta que le azoten en el trasero, que le muerdan la oreja, que te pongas una minifalda de cuero rojo… ¿Por qué eso no iba a ser “normal”, si es lo que le funciona? Las fantasías sexuales y los fetiches deberían ser libres, siempre que no haya nadie obligado a cumplirlas.

Así pues, el mejor consejo que te podamos dar es que disfrutes del sexo libremente como te gusta. Eso es lo normal.

El Tantra, un encuentro sexual diferente

Existen muchas formas de disfrutar de un sexo lleno de emociones y sensaciones, pero una de las formas más accesibles para todo el mundo, es a través del sexo tántrico. Esta tipología surge de la filosofía tántrica proveniente de oriente hace más de 4.000 años, basándose en diferentes pilares esenciales para ser feliz, la aceptación, la expresión, vivir el momento con los 5 sentidos y finalmente el movimiento armónico con otras personas.

Esta filosofía es totalmente aplicable en el sexo, así que prepárate para disfrutar del sexo de tu vida, conectarás con la otra persona de una forma tanto mental como sexual y sentirás placeres y emociones que desconocías.

El primer paso para practicar esta disciplina es aceptarse a uno mismo tal y como es. Si no hay aceptación, no hay placer y lo mismo respecto a la otra persona. Seguidamente, decídete a vivir esta experiencia con todos los sentidos, disfrutando del momento y concentrándote en lo que sientes, lo que tocas, lo que ves, etc.

Cómo se lleva a cabo?

Primero debemos encontrar un sitio relajado, a gusto de los partícipes. Nos sentamos uno enfrente del otro, con los genitales y los cuerpos rozándose, pero sin que haya penetración.

Una vez tenemos la postura correcta, empezamos a respirar profundamente, inhalando y exhalando constantemente, sintiendo el aire de la otra persona, dejando que erice nuestra piel, la excitación puede ser mayor si cerramos los ojos. Es muy importante, como hemos anotado anteriormente, sentir con todos los sentidos y disfrutar del momento, estando 100% presente.

A continuación, empezamos a acariciar y masajear la otra piel realizando movimientos circulares y extensos explorando todo su cuerpo, pero sin llegar a tocar los genitales ni los pechos de la mujer. Mientras nosotros estamos deleitando la figura del otro sujeto, deja que hagan lo mismo contigo.

En el momento que sentimos que no podemos aguantar, avanzamos un paso más. En este, en vez de tocar con las manos, besaremos. Besaremos todo lo que queramos, pero primero uno y luego el otro. Cuando lo veamos apropiada, bajaremos hasta los genitales y luego deja que tu pareja haga lo mismo contigo, hasta que los dos lleguéis a un punto de excitación mayor.

Ahora sí, cuando los motores están bien calentados, llega el momento de penetración. Primero tiene que ser una penetración  estática, no debemos tener prisa, cuando sea el momento las partes se moverán por su cuenta. Lo más probable es que las ganas de eyacular estén muy cerca, pero si queremos, podemos ralentizar el orgasmo volviendo a los ejercicios de respiración hasta que no aguantemos más.

Puede ser que la primera vez no salga perfecto, toda técnica lleva su tiempo y práctica. Así que ya sabéis, si queréis disfrutar de un encuentro sexual diferente, solo tenéis que sentaros y dejar fluir todo lo que habéis aprendido.

Si no tienes con quien practicar esta especialdad no te preocupes, haz click aquí y descubre cantidad de expertos y expertas dispuestos a llevarte a un mundo lleno de sensaciones y placer.

 

¿Qué dicen las mujeres sobre el sexo oral que reciben?

Un estudio llevado a cabo por la Universidad del Pacífico y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres determinó que las mujeres jóvenes son más propensas a dar sexo oral que los hombres, lo cual refleja que la entrega de sexo oral entre ambos no es equilibrado.

Esto quiere decir que un hombre no recibe sexo oral solamente cuando se cita con profesionales del sexo como éstas, sino que también lo hace con ventaja cuando tiene pareja o un ligue y llegan a la cama. Y, según reveló el estudio, la negativa de los hombres de realizar sexo oral se debe a que tienen una percepción negativa de los genitales femeninos.

¿Has hablado alguna vez con mujeres acerca de esto? ¿Sabes lo que piensan al respecto?

Hoy, hemos recogido algunos testimonios que queremos compartir contigo, relacionado con las experiencias que han tenido y lo que esperaban de sus parejas.

Laia, 26 años: “Cuando empecé a practicar sexo, con 17 años, siempre le hacía sexo oral a mis novios porque sabía que les encantaba, pero daba por hecho que ellos no me lo iban a hacer a mí, y no me importaba. Porque sabía que les daba asco. Pero hoy en día ya no, no hago nada si ellos no piensan hacerlo. De hecho, me espero a que sean ellos los primeros en dar el paso, porque no es justo. Si lo quieren, que sirvan de ejemplo.”

Marta, 32 años: “Yo me he sorprendido para bien en los últimos años. Al principio, era muy raro encontrar a un chico que estuviera dispuesto a hacer un cunnilingus. Pero últimamente me he encontrado con otros que no han tenido ningún problema, y se agradece. Parece que la cosa está cambiando poco a poco, ¿no?”

Carmen, 41 años: “Nunca me he encontrado con un hombre que estuviera dispuesto a practicarme sexo oral. Siempre me han dado excusas, o se han sincerado y me han dicho que les daba asco. La verdad es que hace muchos años que yo dejé de hacérselo a ellos, y les doy este mismo motivo. Aunque hablando con hombres en Tinder y otras apps de ligoteo me han llegado a mentir: me dicen que sí, pero a la hora de la verdad, no están dispuestos a hacerlo.”

Elena, 23 años: “A todos mis novios les he hecho felaciones, pero es que ellos a mí también. Creo que los jóvenes de ahora tenemos una educación sexual diferente, y al menos yo nunca he encontrado una situación en la que él no quiera. Alguna vez lo he tenido que pedir, pero muy pocas veces, y no suelen oponer resistencia, porque saben que si no hay para mí, no hay para ellos.”

¿Cuál es tu experiencia? ¿Te gustaría contárnosla? Envíanos un mail o escribe un comentario a continuación.